lunes, 10 de diciembre de 2012

Diario: Domingo 9 de Diciembre

Mi plan funcionó, dormí después de hablar con Miguel (Alfredo), ya desde entonces me había mentalizado para no salir al día siguiente, mi papá llegó por la mañana a despertarme para ir a desayunar, le dije que no, mas tarde llegó mi madre con la misma intención y recibió la misma respuesta. Dormí y dormí, cuando me percaté ya era el medio día, seguí durmiendo, pensé en Angel y como debió ser para él verme despertar aquella mañana de su cumpleaños, seguí durmiendo... me levanté cerca de las tres o cuatro de la tarde, vi el celular, mensajes sin leer, llamadas perdidas, todas de mis padres, me preguntaban el titulo del libro que quería, me preguntaban como estaba, qué hacía y más tarde un ultimo mensaje en el que deseaban saber si los acompañaría para comer. No contesté nada, tampoco regrese llamadas. 

No hice nada, nada, nada, sólo salí de mi habitación dos veces y fue para encender la luz del patio trasero y para prepararme cerveza de raíz. Mis padres llegaron por la noche con mi hermano, me trajeron el cargador que me estuvo haciendo falta y que por no tenerlo compartí con mi hermano el suyo. Me sentí bien por mi triunfo, sin embargo es algo que quiero continuar aplicando a manera de capricho, quiero dejar de salir con mis padres por "ahorrar". ¡Venganza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada